AMDPress.- En abril de este año, las exportaciones alcanzaron la cifra de 12.273,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,6% respecto al mismo mes del año anterior, y las importaciones contabilizaron 15.582,6 millones, un 7,2% más que en le mismo periodo de 2002, según los datos facilitado por el Ministerio de Economía.

Por sectores, las exportaciones correspondientes al sector de bienes de equipo fueron las más dinámicas, con un crecimiento del 12,3% respecto del mismo periodo del año anterior, que fue relevante en el caso de los equipos de telecomunicaciones (20,3%) y en el del material de transporte (15,3%).

La evolución de las exportaciones de productos químicos y del sector automóvil (que representaron conjuntamente un 33,7% de las exportaciones totales españolas en abril de 2003) se situaron muy cerca de la media, con crecimientos del 6,7% y del 7,1%, respectivamente. En el caso del sector de automoción, se produjo un mayor crecimiento de los componentes (8,1%) que de los automóviles y motos (6,7%).

Por el lado de las importaciones, las de bienes de equipo que crecieron un 8,2% en abril de 2003. Del mismo modo, el sector de productos químicos registra una tasa de crecimiento del 17,5%. Las importaciones de petróleo y derivados crecieron un 7,6% en abril, en relación al mismo periodo del año anterior. Esta reducción en la tasa de crecimiento de dicha rúbrica refleja en buena parte la caída de los precios del barril, tanto respecto al mismo mes del año anterior, como en relación a marzo de 2003.

Teniendo en cuenta los cuatros primeros meses del año, los sectores del automóvil y de productos químicos se sitúan, con tasas de crecimiento del 9,7% y 13,1%, respectivamente, por encima del crecimiento medio de las exportaciones del periodo, situado en el 6,1%. Los sectores ligados al consumo de los hogares, como los alimentos, los bienes de consumo duradero y las manufacturas de consumo acumularon tasas de crecimiento de 2,4%, -3,8% y -4,3%, respectivamente.

Respecto a las importaciones, la partida de productos, que supone un 41,1% del déficit comercial del primer cuatrimestre de 2003, incrementó su valor en un 14,9%. Las importaciones de bienes de equipo crecieron un 6,5%, los productos químicos 18,2%, los componentes de automóvil 8%, los bienes de consumo duradero 8,6% y las manufacturas de consumo 6,9%.