P&G ha obtenido, durante su último ejercicio fiscal, un beneficio neto de 11.312 millones de dólares (8.556 millones de euros), un 5,2% más. Al mismo tiempo, la multinacional ha registrado unas ventas netas por valor de 84.167 millones de dólares (63.664 millones de euros), un 0,6% más  y unos ingresos por explotación de 14.481 millones de dólares. Estos resultados se mantienen en línea con los objetivos que se ha planteado P&G, centrado en sus principales negocios y en sus consumidores, sus clientes y sus accionistas.

Durante este período, la compañía se ha organizado en cuatro grandes áreas: Belleza, Cuidado femenino y del bebé, Cuidado de la ropa y del hogar, y Cuidado de la salud y aseo personal, asegurándose así el foco en beneficios y tecnologías comunes en cada una de las áreas. P&G invirtió más de 2.000 millones de dólares en I D.

La creación de valor sigue siendo el objetivo de la empresa, siendo la innovación y la productividad dos aspectos claves para conseguirlo y en los que más esfuerzos ha invertido. De hecho, la innovación sigue siendo el principal pilar sobre el cual apoya su crecimiento. 

En  España cuenta con un importante portfolio de marcas, reforzado este año con la llegada de las procedentes de Arbora&Ausonia. Actualmente, 2.500 personas trabajan en P&G en nuestro país. Con sede central en España ubicada en Alcobendas (Madrid), dispone de cuatro plantas de producción en Montornés del Vallés y Mataró (ambas en Barcelona), Mequinenza (Zaragoza), y Jijona (Alicante).