Aral Digital.- La salud se ha convertido en el motor de las ventas de producto de gran consumo, desde alimentación y bebidas hasta cuidado personal y limpieza del hogar, según destaca un estudio elaborado por Nielsen. De hecho, el concepto salud-alimentación aporta hoy el 23% del crecimiento de sus mercados.

Actualmente, un 16% del gasto familiar se destina a alimentación, cuidado corporal y hogar. Por ello, la innovación de la industria se centra en la búsqueda e investigación de artículos que respondan a esa demanda preocupada por la salud, como demuestra el hecho de que el 89% de los hogares españoles declare consumir productos relacionados con esta.

Entre los productos con propiedades “saludables” destacan los relacionados con la prevención de problemas cardiovasculares o de tránsito intestinal. Un 56% de hogares adquiere productos bajos en grasa, y el 45% de los hogares compra artículos con alto contenido en fibra, integrales o bífidus.

Las marcas de la distribución ocupan un lugar importante en esta tabla. El crecimiento de las MDD en productos con fibra es de un 7%, mientras que en artículos light es de un 10%. Los productos con soja preferidos son los de los fabricantes, que crecen un 17%. En el segmento de los denominados alicamentos, el crecimiento es del 27%, en el que priman las marcas del fabricante y avanzan las MDD.

Las conductas saludables se extrapolan también en el consumo de productos para el hogar. Respecto a la higiene y belleza se produce una vuelta a lo natural.