Saplex, empresa interproveedora de Mercadona y especializada en la fabricación y venta de bolsas de basura, ha finalizado la construcción de un almacén inteligente anexo a sus instalaciones de Canovelles (Vallés Oriental). La nave logística ha requerido una inversión de 3,5 millones de euros durante 2015. Cuenta con una superficie de 1.250 m2, 15 metros de altura y capacidad para más de 3.200 palés. El almacén permitirá trasladar casi toda la actividad logística, hasta ahora externalizada, a Canovelles y estar operativos 24 horas durante los 7 días de la semana.

La construcción está dotada con tecnología inteligente capaz de almacenar los palés a través de un proceso totalmente automatizado. Cuenta con sistemas monitorizados de movimiento automático de mercancías desde el final de línea de producción hasta el nuevo almacén inteligente y en el interior del mismo. La integración de la estantería compacta, un sistema que prescinde de los pasillos de almacenaje, maximiza el aprovechamiento del espacio. El nuevo almacén permitirá mejorar la eficiencia y la rentabilidad, ahorrar 400.000 euros anuales en gastos logísticos y reducir el riesgo de accidentes laborales.

Para Mercadona representa un ahorro en el transporte de unos 85.000 km anuales, el equivalente a dejar de emitir más de 10.000 kg de CO2. A través de la robotización se han sustituido las tareas repetitivas y que requerían esfuerzo corporal por tareas cualitativas de supervisión.

Saplex ha cerrado el 2015 con una facturación de 48 millones de euros y un total de 21.350 toneladas de producto vendido, un 5% más que en el ejercicio anterior. La compañía consolida así el crecimiento continuado y sostenido de los últimos años. Saplex acompaña este crecimiento con inversiones. Desde el 2010 ha destinado 18 millones de euros a aumentar la capacidad productiva, mejorar la calidad y los procesos, innovar y minimizar el trabajo pesado. Además de los 3,5 millones de euros invertidos en el nuevo almacén, durante el 2015 ha destinado 1,6 millones de euros a adquirir tres nuevas máquinas de última generación y completar la segunda fase de automatización del final de línea. En 2016 prevé invertir 2,5 millones de euros en nueva maquinaria destinada a la producción