La planta de SCA en Valls ha cumplido este año su décimo aniversario. Desde que a principios de 2005 empezara su actividad, la planta ha producido productos para todo tipo de uso en el campo de la higiene y el cuidado diario personal, desde rollos de papel higiénico hasta pañales infantiles. Durante este tiempo, Valls se ha convertido en uno de los principales centros de producción de SCA en la Península Ibérica, además de erigirse en uno de los referentes de red productiva que tiene la multinacional sueca en toda Europa.

Desde finales de 2014, SCA Valls fabrica productos de papel tisú y de cuidado personal, un hecho que la convierte en la primera fábrica de SCA de este tipo en Europa. La inauguración de la primera línea de producción de pañales de SCA en España el pasado mes de octubre, confirma su apuesta por este mercado. Y prosiguiendo en esa dirección, la compañía tiene previsto que una segunda línea empiece a operar durante el primer trimestre de 2015.

Con más de 500 empleados, la planta de SCA, ubicada en el término municipal de Puigpelat y muy cerca de la ciudad de Valls, es uno de los motores económicos del Alt Camp de Tarragona. Toni Mata, director de la planta, señala que "durante estos 10 años hemos visto cómo se ha transformado la comarca y nosotros con ellos. En este tiempo, SCA ha continuado apostando por esta región, como parte de su compromiso con las zonas en las que está presente y las personas que viven en ellas".

Como parte de su apuesta por el talento, la multinacional sueca también ha creado el Young Talent Management Program, un plan de estudios técnicos y universitarios, avalado por la Generalitat de Catalunya, que permite realizar prácticas remuneradas dentro de la compañía en diferentes fases, abarcando estudiantes de formación profesional, universitarios y recién licenciados.