AMDPress.- La empresa SIG Combibloc cerró el año 2004 con unas ventas netas por valor de 1.184 millones de euros (frente a 1.167 en 2003) y una adjudicación de pedidos de 1.160 millones de euros (1.153 en 2003). Asimismo, el beneficio bruto antes de intereses, amortizaciones, depreciaciones e impuestos (EBITDA) ascendió a 173 millones de euros.

Por su parte, el Grupo SIG en su conjunto obtuvo unas ventas netas y una adjudicación de pedidos de, respectivamente, 1.694 millones de euros (1.896 en 2003) y 1.631 millones (1.860 en 2003). La comparación con las cifras del año anterior resulta, según la compañía, muy poco esclarecedora, dadas las numerosas desinversiones realizadas por el grupo durante todo el año.

Al cierre del ejercicio económico, el Grupo SIG declaró un beneficio de explotación de -118 millones de euros; en términos de beneficio neto, el impacto extraordinario llevó a una pérdida de 166 millones de euros. No obstante, el Comité Directivo propondrá en la reunión general del próximo 5 de abril, un dividendo de 1 franco suizo por acción con un valor nominal de 10 francos suizos.

En 2004, el grupo SIG prosiguió con su estrategia de centrarse en su actividad principal, basada en los envases asépticos para bebidas (SIG Combibloc) y en el mercado creciente de bebidas de valor añadido envasadas en botellas de plástico (SIG Beverages). Asimismo, realizó desinversiones en la división de SIG Pack y en unidades ajenas al mercado de bebidas. En el segundo semestre del año, SIG decidió desinvertir en las unidades italianas de SIG Beverages, suponiendo la casi completa amortización del fondo de comercio de la división Beverages.