Durante los primeros seis meses del año 2000, el grupo de distribución Caprabo ha elevado su volumen de facturación a 113.925 millones de pesetas -que equivalen a unas ventas netas de 104.078 millones de pesetas-, lo que supone un incremento del 21% sobre el mismo periodo del año anterior. Al finalizar el primer semestre, Caprabo contaba con 315 puntos de venta, tras las ocho nuevas aperturas realizadas durante el presente año, y una superficie de ventas de 284.938 metros cuadrados.