Aral Digital.- El grupo de distribución Carrefour ha vendido su filial portuguesa a Sonae por 662 millones de euros por considerarla “'insuficientemente rentable”. De este modo, el acuerdo ha supuesto la adquisición del 99,86% del capital social de Carrefour Portugal, según informó el grupo Sonae.

Carrefour explicó que esta venta “constituye una nueva etapa en la estrategia de optimización de activos y de cesión de activos no estratégicos, que permite concentrar sus esfuerzos en los países y las zonas que ofrecen la mejor rentabilidad y el mayor potencial de crecimiento”.

El gigante francés operaba en Portugal con doce hipermercados, que controlaban un 5% de la cuota de mercado, y ocho gasolineras. En 2006 acumuló unos ingresos de 530 millones de euros. La compra excluye a la red de tiendas Dia, que en el país vecino operan con la enseña Minipreço.

Por el momento, el trato ha sido aprobado mediante un protocolo de acuerdo entre ambas compañías y está a la espera de que sean las autoridades portuguesas las que den el visto bueno al pacto. El volumen de negocios de Sonae alcanzó los 1.042,8 millones de euros en el primer trimestre del año, tras aumentar un 8,6% gracias a la mejora del área de la distribución, que a su vez registró un subida del 11%.