AMDPress.- El pasado 2 de mayo concluía finalmente el proceso de integración de la cooperativa guipuzcoana Secuc por parte del grupo Covirán (tal y como ya había adelantado ARAL Digital, número 489). Secuc, con sede social en la localidad guipuzcoana de Astigarraga y unos 80 socios detallistas, se disolvió como tal cooperativa en esa fecha, a la vez que se incorporaban sus asociados en Covirán a título individual. Su integración aportará al grupo granadino una facturación anual superior a los 18 millones de euros.

La mayor parte de los establecimientos de los asociados a Secuc están en la provincia de Guipúzcoa, y en menor proporción en la de Vizcaya, aunque todos trabajaban con el anagrama Vendi, que será siendo sustituido de forma secuencial por el Covirán. Hasta marzo de 2001, Secuc se integraba directamente en Euromadi Ibérica, tras cesar actividad Secda-Norte, organización de compras en la que estaba anteriormente.

La operación significa para el grupo Covirán (integrado por las sociedades Covirán, Granuda, Graceda y Covirán Servicios) su entrada en el mercado vasco, así como un primer gran paso en su expansión fuera de Andalucía y Murcia, comunidad esta última donde cuenta con 14 puntos de venta. Precisamente, y como se recordará, Covirán adquiría recientemente unos terrenos en Lorquí para construir una nueva plataforma de distribución (cuya puesta en marcha supondrá unos 901.000 euros), desde la que abastecerá a sus asociados murcianos, amén de servir como “cabeza de puente” para entrar en Alicante.

En lo que se refiere a la cooperativa cántabra Alcosant con la que ya existe un preacuerdo de voluntades, las asambleas de ambas cooperativas deben ratificar el pacto el próximo 30 de junio, y, en caso afirmativo, ello supondría la integración de unos 225 socios con más de 300 puntos de venta repartidos por Cantabria, y unos ingresos anuales próximos a los 36 millones de euros.