El Corte Inglés firmó en la mañana del sábado pasado, 30 de junio, la cesión de los cinco hipermercados que adquirió hace un mes a la filial española de Carrefour. La entrega formal de los mismos se realizó por la tarde de ese día y, en menos de 48 horas, los cinco establecimientos Carrefour, ubicados en Sevilla, Málaga, Valladolid, Burgos y Avilés, han pasado de ser centros Hipercor.

Carrefour realizó el inventario durante el fin de semana y retiró todos los productos perecederos, textiles y los que comercializaba con marca propia. El resto se los vendió a El Corte Inglés, que sólo tuvo que cambiar el etiquetado. Por lo que ayer, lunes 3 de junio, los centros estaban a punto a las 10 de la mañana.