El grupo Ter Beke, fabricante belga de platos preparados refrigerados y charcutería de alta calidad, ha obtenido en el primer semestre de 2000 unas ventas brutas de 80,8 millones de euros ( cerca 13.444 millones de pesetas), lo que supone un descenso del 4% respecto al primer semestre del ejercicio precedente. Una facturación, que según el director financiero de la compañía, Mark Hofman, puede calificarse como "satisfactoria si tenemos en cuenta que el 2000 comenzó con un descenso en las ventas del 14%, debido fundamentalmente a la crisis de 1999". Esta recuperación se ha reflejado en el resultado neto del grupo belga, que en los seis primeros meses de este año se ha situado en 1,8 millones de euros (299,5 millones de pesetas), frente a los 2,9 millones de euros de pérdidas registradas en el mismo periodo del año anterior; mientras que el resultado operativo se ha incrementado en este primer semestre un 76%, hasta situarse en los 3,9 millones de euros. En el mercado español, donde la compañía se instaló con la constitución el pasado mes de marzo de Ter Beke Ibérica, para gestionar directamente la comercialización de sus productos (platos preparados refrigerados), los resultados han sido positivos y según la directora de la delegación española, Luisa Sagastibelza, " hasta el momento se han superado las previsiones y esperamos alcanzar una facturación de 400 millones de pesetas este año y de 1.000 millones en el 2001. Nuestro objetivo para el año que viene es lograr un crecimiento por encima del que está registrando el mercado español de platos preparados refrigerados y que en estos momentos se sitúa en un 134%". Para Sagastibelza, el mercado español tiene un gran potencial para los productos de Ter Beke, ya que segmento de platos preparados refrigerado esta muy poco desarrollado en comparación con el resto de países europeos. "Nosotros queremos jugar un papel predominante en el desarrollo de esta categoría de productos en España, ofreciendo una gama de productos de alta calidad, que iremos ampliando en los próximos años con nuevos productos adaptados a los gustos del consumidor español". Ter Beke comercializa en España sus productos con la marca "Pronto", para el canal de libreservicio, y con la referencia "Vamos", en formatos de 3 y 5 kgs., para los clientes de venta asistida en mostrador. Asimismo, el grupo no descarta fabricar para marcas de la distribución, "siempre y cuando exista una relación de partenariado a largo plazo".