El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha anunciado hoy en rueda de prensa la detección de un caso de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EBB) en una explotación de Galicia perteneciente al Ayuntamiento de Carballero, en Lugo. Asimismo, se sospecha de la existencia de otro caso de posible contagio de un animal de una explotación del Ayuntamiento de Coristanco (La Coruña), aunque éste todavía está pendiente de análisis. Los dos animales de la especie bovina que han sido detectados en la explotación de origen y sacrificados siguiendo el proceso pertinente para estos casos, proceden del extranjero, el primero de Holanda y el otro de Austria. El resto de animales pertenecientes a ambas explotaciones también serán sacrificados. Arias Cañete ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha descartado que “pueda existir un riesgo de epidemia por las medidas adoptadas”. Por otra parte los ministros de Agricultura de la UE apoyaron ayer la propuesta de la Comisión Europea de generalizar las medidas de control al conjunto del vacuno de la UE. La mayoría de los Estados miembros se mostraron partidarios de implantar un sistema de “test rápidos” para los animales considerados de riesgo a partir del 1 de enero de 2001 y generalizar las pruebas a todas las reses adultas a partir del 1 de julio de 2001.