El grupo Heineken llevará a cabo la anunciada integración de sus filiales españolas El Aguila y Cruzcampo, tras la aprobación por parte de las autoridades españolas del plan de actuación requerido por el Ejecutivo como condición para aprobar definitivamente la aperación de compra de Cruzcampo por parte de la cervecera holandesa. Dicha operación se consumará mediante la adquisición por parte de El Aguila de Heineken España, empresa subsidiaria de Heineken N.V y propietaria del 98,7% de Cruzcampo. Para ello, El Aguila, participada a su vez en un 71% por el grupo holandés, llevará a cabo una ampliación de capital que le permita financiar la operación de compra, valorada en 27.454 millones de pesetas (165 millones de euros). Se trata del mismo precio que Heineken España pagó a Diageo por la adquisición del Grupo Cruzcampo, una vez deducida la deuda de Heineken España, ya que `ésta tiene únicamente como activos las acciones de la cervecera sevillana y no desarrolla ninguna otra actividad. El Consejo de Administración de la firma madrileña El Aguila ha decidido convocar una Junta General Extraordinaria de Accionistas para el próximo 14 de abril, en la que se propondrá a los mismos un aumento del capital para financiar el precio de esta adquisición. Los accionistas de El Aguila tendrán derecho preferente para adquirir nuevas acciones durante un periodo de 15 días, tal y como establece la legislación.