AMDPress.- El volumen de negocio del grupo británico de distribución Kingfisher ascendió en su ejercicio 2002/2003 a 10.654 millones de libras (unos 15.661 millones de euros), un 11% más. A su vez, su beneficio antes de impuestos se incrementó un 5%, hasta los 494,1 millones de libras (716 millones de euros). Excluyendo impuestos, extraordinarios y amortizaciones del fondo de comercio, el beneficio se incrementó un 17%, hasta 655,4 millones de libras.

La integración de la francesa Castorama, que adquirió Kingfisher en su totalidad en el pasado ejercicio, “ha progresado bien, según la británica, gracias a la reorganización de las sedes de Londres y de Lille, y por la introducción del programa de reducción de costes en el seno de Castorama”.

Kingfisher, cuyas actividades principales se desarrollan en Reino Unido y Francia, procederá en el presente ejercicio a su retirada de Canadá, Bélgica y Brasil para concentrarse en Polonia, Italia y Asia. Asimismo, el grupo continuará con su desarrollo en España, Corea del Sur y Turquía.