Confecarne, organizacion empresarial que representa a las empresas del sector carnico, ha constituido la Fundacion del Jamon Serrano "con el objetivo fundamental de mejorar e impulsar el conocimiento, la imagen y el consumo del jamon serrano a traves de la utilizacion de una contramarca o contraetiqueta, propiedad de esta institucion, al igual que los Consejos Reguladores promocionan y controlan las Denominaciones de Origen, pero tratandose en este caso de un organismo de caracter privado". Hasta el momento, mas de cincuenta empresas de tamano mediano del sector se han adherido voluntariamente a esta nueva organizacion, lo que supone aproximadamente el 20% del total de la produccion de jamon serrano en Espana. Mediante la utilizacion de la contramarca de la Fundacion los consumidores podran reconocer y distinguir los productos y fabricantes que se acogen a unos procesos productivos determinados, auditados por entidades de control, constituyendo una garantia de control adicional.