La Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (Confecarne) ha solicitado a la directora general de Salud Pública y Consumo, Dolores Flores la reforma del sistema actual de tasas e inspección veterinaria de los mataderos, por representar un anacronismo fiscal además de un modelo de inspección sanitaria ineficaz. Asimismo se solicitó una mayor agilidad en los trámites para la autorización de exportación a terceros países. Por otra parte, Confecarne manifestó ante la responsable de Sanidad la constante preocupación del sector por la seguridad de los productos cárnicos y la necesidad de una revisión de las normas de calidad de los productos cocidos, que surgieron en los años 80, con el fin de garantizar al consumidor unos determinados estándares de calidad.