AMDPress.- Las diez primeras compañías que operan en España en la distribución con base alimentaria (C.C. Carrefour, Mercadona, Grupo Eroski, Hipercor, DIA, Alcampo, Caprabo, DinoSol, Lidl y Makro) alcanzaron unas ventas netas conjuntas de 38.562,68 millones de euros en el año 2004, un 10,78% más que en 2003, cuando la cifra total ascendió a 34.808,61, según un estudio realizado por ARAL. Asimismo, Mercadona, con un incremento del 21,4%, fue la cadena que registró mayor aumento en su facturación.

La empresa presidida por Juan Roig finalizó el ejercicio 2004 con unas ventas netas de 8.144,17 millones de euros (6.706,28 en 2003), a tan sólo 583,53 millones de C.C.Carrefour (que consolida los resultados de los hipermercados, los supermercados Champion y Grup Supeco Maxor). Al concluir el año 2003, ambas compañías estaban separadas por 1.364,88 millones de euros, lo que significa que Mercadona recortó 781,35 millones en 2004 a Carrefour, que concluyó el año con un aumento del 8,1% en su cifra de ventas sin IVA.

Junto a Mercadona, sólo otros dos distribuidores disfrutaron en 2004 de crecimientos porcentuales de dos dígitos en sus ventas netas: Lidl Supermercados ( 20,4%), que cerró el año con 1.409,91 millones de euros, y Caprabo ( 20,1%), con ventas netas por valor de 2.574,00 millones.

Alcampo, por su parte, cerró el año 2004 con unas ventas netas de 3.042,32 millones de euros frente a los 2.827,44 de 2003. Ello supone un incremento del 7,6%, conseguido por la filial española de Auchan sin abrir hipermercado alguno.

Finalmente, también destaca el hecho de que DinoSol Supermercados es el único operador del Top Ten de la distribución española que sufrió el pasado año un retroceso en sus ventas (-3,8%), ya que concluyó el ejercicio con 1.996 millones frente a los 2.074 de 2003.