AMDPress.- Durante el pasado año, las grandes superficies invirtieron un total de 1.462 millones de euros, un 22% menos que el año anterior. Esto se debió, según Javier Millán-Astray, director general de la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), a la política restrictiva realizada por las comunidades autónomas en la concesión de nuevas licencias de apertura.

Ya que, según Millán-Astray, “no hay explicación económica objetiva que justifique este primer descenso de la inversión, que debería haber rebasado los 2.000 millones de euros”.

Durante el año pasado, no se ha permitido instalar un gran almacén o hipermercado en las siguientes comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria,Castilla y León, Cataluña, Navarra y País Vasco.

En 2002, según ANGED, las grandes superficies crearon 11.442 puestos de trabajo, situando el empleo sectorial en 207.548 trabajadores, un 5,8% más que el año anterior. Aunque las limitaciones han impedido la generación de entre 3.000 y 4.000 empleos.

En lo que se refiere a la facturación sectorial, ésta aumentó un 3,8%, situándose en 30.876 millones de euros, cantidad que representa el 19,6% de las ventas registradas por el comercio minorista español (frente al 19,3% de 2001); mientras que la superficie de sala comercial de las grandes superficies alcanzaba los 5,710 millones de m2, un 9,8 % del conjunto del sector comercial, frente al 9,3% de 2001.