Las grandes superficies de la Comunidad de Valencia cerrarán el próximo domingo en protesta ante las pérdidas sufridas en el primer festivo de apertura aprobado por el Observatorio del Comercio Valenciano, entidad recientemente constituida en la que participaban, además del sector público, todas las asociaciones de empresas de comercio (con una alta representación de las asociaciones de pequeño comercio), los consumidores y los sindicatos.