Las ventas de cava se reducirán este año en un 10% respecto a las de 1999 como consecuencia del fuerte volumen de ventas del año pasado debido a la celebración del año 2000, cuando se batieron todos los records al venderse alrededor de 240 millones de botellas, según el Consejo Regulador del Cava.