Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT mantienen la jornada de paro convocada para mañana en el sector del comercio en protesta por el decreto de liberalización de horarios comerciales aprobado por el Gobierno, al considerar que se beneficia a las grandes superficies. Los trabajadores llamados a realizar huelga son los de los grandes almacenes, supermercados y pequeño comercio, que en total superan los 2,5 millones de empleados (800.000 autónomos y 1,7 millones por cuenta ajena).