Los socios de la Asociación Nacional de Centrales y Grupos de Compra (Anceco) se han mostrado contrarios a la liberación de los horarios comerciales. Anceco agrupa a 53 centrales de toda España, que suman un total de más de cinco billones de pesetas de facturación anual y representan a unos 30.000 establecimientos y 18 sectores de actividad. Las centrales que se muestran más reticentes a la liberación, interpretan que para el pequeño y mediano comercio el incremento del horario de atención al público representaría un aumento de costes considerable (alrededor de un 21%), y, seguramente, seguido de unas ventas iguales o incluso inferiores, lo que acarrearía destrucción de empleo y una subida de los precios. En cualquier caso, el debate se ha abierto en la Asociación al existir otros socios que opinan que el proteccionismo siempre es contraproducente y que, en todo caso, la opinión que debería contar más es la del consumidor.