El organismo antimonopolio brasileño CADE ha dado luz verde a la fusión de las cerveceras brasileñas Brahma y Antarctica Paulista, una operación valorada en 7.000 millones de dólares (1,2 billones de pesetas), la mayor en la historia de Brasil. La nueva Compañía de Bebidas de las Américas (Ambev) controlará más del 70% del mercado de cervezas brasileño y alrededor de un 20% del de bebidas refrescantes. Ambev será la tercera cervecera del mundo, por detrás de Anheuser-Bush y Heineken, una vez cumpla las condiciones impuestas para la aprobación de la fusión: la nueva empresa tendrá que deshacerse de la marca Bavaria y Polar, así como de cinco centros de producción.