Aral Digital.- Mercadona ha puesto en marcha un proyecto para implantar la venta de pescado en bandejero en los 62 supermercados que posee en las Islas Canarias. Para llevar a cabo esta iniciativa la cadena de distribución ha invertido 8,5 millones de euros y creará más de 70 puestos de trabajo directo en las nuevas fábricas de Caladero, el interproveedor de pescado y marisco de Mercadona.

Con esta decisión, Mercadona dejará de manipular pescado en los mostradores, un alimento que, a partir de ahora, los clientes obtendrán en modernos bandejeros, atendidos por personal especializado. Asimismo, los pescaderos de esta compañía, que mejorarán sus condiciones de trabajo al abandonar las cámaras ambientes húmedos y fríos, informarán a los clientes del surtido.

El proyecto, que se concreta en 67 referencias diferentes de pescado y que ha sido consecuencia del trabajo conjunto entre Mercadona y Caladero, supone un gran avance en el tratamiento de este alimento, puesto que al centralizarse su manipulación en las fábricas se eliminan los olores y desperdicios que genera su tratamiento habitual en las tiendas y en los hogares.

Por otro lado, esta medida implica un mejor aprovechamiento de los recursos naturales ya que, frente a la manipulación tradicional del pescado, su venta en bandejero ahorrará en Canarias más de 20 millones de litros de agua al año como consecuencia de dejar de tratar el pescado en la tienda y de producir y utilizar hielo para su conservación. Además, las bandejas donde se vende el producto son totalmente reciclables, frente a las 115 toneladas de papel y 24 toneladas de plástico que la compañía anualmente utiliza para manipular y envolver el pescado, que no son susceptibles de reciclado debido a su suciedad.

El primer supermercado en adaptarse a esta iniciativa es el de la Avenida de Los Majuelos, de Santa Cruz de Tenerife. A partir de la segunda quincena de febrero se iniciará el proceso de adaptación en Gran Canaria, con el objetivo de que el próximo 6 de marzo los 62 supermercados de la compañía en la comunidad canaria dispongan ya de bandejero de pescado.

La puesta en marcha en Canarias de este importante proyecto supondrá una inversión de 8,5 millones de euros. De este total, 7 millones de euros corresponden a Caladero, cantidad que ha destinado a la construcción y equipamiento de dos nuevas fábricas, una en Tenerife y otra en Gran Canaria, con la creación de 70 puestos de trabajo directos. Los 1,5 millones de euros restantes, por su parte, es la cantidad que Mercadona ha destinado a adecuar las instalaciones y la compra de nueva maquinaria.