AMDPress.- Merloni Elettrodomestici, propietaria entre otras marcas de Ariston e Indesit, reunió la pasada semana a su consejo de directores para aprobar definitivamente los informes financieros consolidados de 2003. Este ejercicio se cerró con un beneficio neto de 126 millones de euros, lo que representa un incremento del 16% frente a los 108 millones de euros obtenidos en el año 2002.

Se confirman las cifras provisionales para el año 2003 que fueron presentadas el pasado 5 de febrero, con ventas que a 31 de diciembre de 2003 alcanzaron los 3.008 millones de euros, lo que supone un incremento del 21% frente al registrado en 2002 (2.480 millones de euros). El margen bruto de explotación (EBITDA) fue de 387 millones de euros, lo que representa un aumento del 22% frente al ejercicio anterior (318 millones de euros), mientras que el margen sobre ventas fue del 12,9%, en línea con los resultados de 2002.

El beneficio antes de impuestos fue de 246 millones de euros, lo que supone un aumento del 21% frente a 2002 (203 millones de euros). El endeudamiento neto fue de 192 millones de euros, lo que supuso un ligero aumento frente a los 181 millones de euros de 2002. Asimismo, el consejo de directores debatió las inversiones realizadas por Merloni en Faber Factor, y consideró la posible incorporación de un banco o especialista en factoring como tercer socio para reducir la participación de la compañía en Faber Factor.