La leridana Miquel Alimentació Grup abrirá el próximo día 12 un Gros Mercat en Lleida capital, con una inversión cercana a los 550 millones de pesetas. El nuevo local dispondrá de 2.480 metros cuadrados y ofrecerá más de 17.000 artículos especialmente dirigidos al sector hostelero. Tras él, en marzo próximo, abrirá otro cash en Tarragona, con 4.000 metros cuadrados y una inversión de unos 700 millones de pesetas. Más tarde, ya en el verano, prevé abrir otros dos en la provincia alicantina, lo cual significará su entrada en la Comunidad de Valencia y, a la vez, el punto de arranque de un nuevo impulso expansivo dirigido hacia esa zona, y más concretamente hacia las provincias de Alicante y Castellón, ya que por ahora le ha resultado difícil encontrar locales adecuados y a un precio razonable en la de Valencia. Los primeros centros estarán, pues, en Elche (también con unos 4.000 metros cuadrados y con fecha de apertura en junio) y en Torrevieja (éste será algo más pequeño y quizás se inaugure a finales de ese mismo mes). Pasado el verano, abrirá otro de 4.000 metros cuadrados en Castellón, posiblemente en octubre. En cualquier caso, estas aperturas supondrán en conjunto una inversión cercana a los 3.200 millones de pesetas, que se incrementarán durante el próximo año, puesto que su deseo es consolidarse en toda la franja mediterránea, donde ya tiene dos ubicaciones fijas en Benidorm y Alicante capital para el 2002. En lo que se refiere a su línea minorista, que desarrolla a través de las tiendas descuento “Zero” y de los establecimientos Súper Avui, Suma, Aldi y Proxim, y de los que tiene casi 250 puntos de venta, con una superficie conjunta cercana a los 90.000 metros cuadrados, cabe reseñar que en los últimos meses (desde mayo pasado que abrió el primer Suma en Barcelona capital) ha realizado la apertura de otros 10 centros de este tipo, situados básicamente en la provincia barcelonesa, aunque también en la de Tarragona (en la capital y en Mora de Ebre) y en la de Girona. Estos establecimientos tratan de diferenciarse de los demás a través de su decoración y ambientación, y también por el especial tratamiento que concede a los productos frescos. Integrada en la organización de compras Ifa Española, Miquel Alimentació Grup consiguió en el pasado ejercicio una facturación neta (antes de IVA) de 84.445 millones de pesetas, que supone un incremento del 4,25% respecto a los 81.000 millones que obtuvo en 1999 . En este año espera alcanzar los 93.000 millones de pesetas.