Aral Digital.- La cadena británica Tesco pondrá en marcha este verano un centro de distribución en la localidad de Widnes (Inglaterra) que utilizará electricidad obtenida en la planta de biomasa de residuos alimentarios de PDM Group, principal empresa dedicada al reciclaje de residuos de alimentos en el Reino Unido.

En la planta que la recicladora tiene en Widnes se obtienen más de 230.000 toneladas de biocombustibles a partir de residuos alimentarios reciclados. La iniciativa contribuirá a una reducción de las emisiones de CO2 de la cadena de grandes almacenes de 7.000 toneladas anuales.

Tesco ya cuenta con otros centros logísticos que utilizan electricidad generada a partir de biomasa. Este es el caso de sus instalaciones de distribución de Goole y sus almacenes de importación en Teesport, dos localidades del noroeste de Inglaterra, que obtienen su electricidad de plantas de biomasa vegetal.