AMDPress.- Tesco, la primera cadena de supermercados del Reino Unido, obtuvo unas ganancias de 751 millones de euros (125.000 millones de pesetas) durante el primer semestre del año. En este beneficio, un 14% más que el mismo período del año pasado, influyó de manera muy significativa la diversificación en negocios que ha emprendido el grupo británico, como la distribución de ropa y los medios de comunicación, sobre todo en los mercados en desarrollo.

De igual forma, Tesco ha declarado una facturación en este semestre cercana a los 18.000 millones de euros (casi 3 billones de pesetas) y ha anunciado, sin tener en consideración las previsiones de recesión económica, que tiene prevista la creación de 20.000 nuevos puestos de trabajo y que está estudiando la posible expansión de su red de supermercados en China y Japón.

En otro orden de cosas, Tesco ha anunciado que espera que sus operaciones de Internet sean rentables antes de final de año. En el periodo comprendido entre el 24 de febrero y el 11 de agosto pasado, la británica vendió por valor de 146 millones de libras (38.514,8 millones de pesetas), un 77% más que en el mismo periodo del año anterior. Ahora, y tras el acuerdo que firmó hace unos meses con la cadena Safeway (que posee 1.500 puntos de venta en Estados Unidos) espera desarrollarse en el mercado norteamericano.