Tesco, la primera compañía de distribución del Reino Unido, ha incrementado su cifra de negocios un 12,7% en el tercer trimestre de su ejercicio (que cierra en el mes de febrero), respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Entre otras cuestiones, el distribuidor británico atribuye este aumento de sus ventas a la creciente importancia de sus actividades fuera del sector de alimentación y a la estrategia internacional.