AMDPress.- Durante el primer semestre del año 2003, la facturación del grupo de origen británico especializado en operaciones logísticas internacionales, Tibbett & Britten, ascendió a 1.147,5 millones de euros, un 7% más que la cifra obtenida en el mismo periodo del año anterior. Incremento que se debe, según el grupo, a la firma de nuevos contratos logísticos, ya que han supuesto unos ingresos de más de 124 millones de euros, destacando los proyectos en el Reino Unido y Europa central.

Por su parte, el resultado operativo antes de la amortización del fondo de comercio, fue de 14,2 millones de euros, frente a los 16,5 millones de euros del primer semestre de 2002. Las causas de este menor crecimiento se centran en los costes de amortización del proyecto de Tibbett & Britten para Safeway en California.

En Europa, los ingresos de la compañía crecieron un 9% (un 6% con un cambio de divisa constante), hasta situarse en 635,5 millones de euros. Resultados que han estado influidos por la puesta en marcha de nuevos proyectos, la mejora en la gestión y el incremento de la actividad de la división de moda de Tibbett & Britten para Europa.

Con la adquisición de un 27,5 % de la compañía Vfw, anunciada recientemente, Tibbett & Brittten confirma su apuesta por el mercado logístico alemán, en el que espera consolidar su posición de liderazgo. En el año 2002, Vfw tuvo un beneficio antes de impuestos de 3,7 millones de euros, un volumen de ventas de 29,5 millones de euros y unos activos netos de 9,3 millones de euros.

Entre los últimos proyectos de la compañía en este mercado se encuentran, entre otros, los realizados para Ahold, Aldo, el grupo BigFood, Boots, Carrefour, Cortefiel, Fila, Homebase, Hubo Boss, Levi Strauss, Rodier y las cadenas de supermercados Sainsbury y Tesco.

En lo que se refiere al mercado americano, la facturación de Tibbett & Britten creció un 2% (un 10% con un cambio constante) , hasta situarse en más de 443,9 millones de euros . Durante el primer semestre de 2003 el operador realizó proyectos para JCPenney, Procter&Glamble y ConAgra, así como para la compañía mexicana Dimalsa, cuya actividad comenzó el pasado mes de marzo. Entre los principales contratos firmados este año se encuentran los de Kimberly-Clark, Procter&Glamble, Smuckers y Payless. En los próximos meses la compañía espera incrementar su actividad gracias a los acuerdos recientes con una importante cadena canadiense de supermercados y con las tiendas Sam´s Club.

En el resto de mercados, la facturación de Tibbett & Britten creció un 33%, hasta los 68 millones de euros, a pesar de los acontecimientos en Oriente Medio.

Los nuevos proyectos de Tibbett & Britten en Asia abarcan la gestión de una plataforma logística para Procter & Gamble en Shangai, el centro de almacenaje y distribución nacional de Stanley Tools, un segundo centro de distribución para Wu Mei -que cubre las necesidades de más de 200 comercios en Tianji- y una plataforma logística y de distribución para Heysong, cerca de Shangai.