AMDPress.- Un juez uruguayo ha abierto una investigación criminal para dilucidar si el grupo Royal Ahold está o no involucrado en un posible fraude relacionado con el desplome de su ex socio latinoamericano, la familia uruguaya Peirano.

Ahold se vio obligado a comprar el año pasado la participación de los Peirano en una empresa que gestionaba los supermercados Disco en Argentina, después de que el Grupo Velox, suspendiese pagos sobre una deuda garantizada por sus acciones de Disco. La cuestión es saber si Ahold encaminó correctamente o no los fondos provenientes de esa compra a los acreedores extranjeros del grupo Peirano, en lugar de al Banco de Montevideo, propiedad de la familia.