Destacamos

Las ventajas de la venta de pescado de Acuicultura de España

Nuestro país lidera en la Unión Europea la “Revolución Azul”
Acui Esp (2)
La Acuicultura de España se presenta como la forma más eficaz y sostenible de asegurar que haya suficientes proteínas de origen acuático para alimentar a un mundo con una población en aumento.

El pescado forma parte de la tradición cultural de muchas sociedades. Tanto la pesca extractiva como la Acuicultura tienen una gran importancia en la alimentación mundial. Ambas son una manera de adquirir proteína animal de calidad y sostenible dado que el pescado tiene un excelente perfil nutricional y es una importante fuente de ácidos grasos saludables, responsables de la reducción del colesterol, aliados de la capacidad intelectual y del correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Las principales ventajas que ofrece la Acuicultura Española para la distribución parten de ser alimentos que garantizan una mayor frescura y, en consecuencia, más vida útil; así como el contar con estándares nacionales frente a los productos de importación

Muchos de los actuales profesionales de la Acuicultura provienen de trabajar en la pesca extractiva, por lo que el lado humano y social les une permitiéndoles compartir espacios. Con frecuencia, las instalaciones acuícolas se encuentran cercanas a regiones con tradición pesquera. Ambas actividades se respetan y conviven. Y aunque toda producción de alimentos tiene un impacto ambiental, la Acuicultura presenta ventajas frente a la ganadería y agricultura tradicionales por su menor demanda de tierra cultivable; menos emisiones de CO2, fósforo y nitrógeno; uso más eficiente y menor del agua; mejores conversiones de los alimentos en las especies en cultivo; y además, la cría de peces reduce la presión sobre las poblaciones naturales de la fauna marina y fluvial, favoreciendo su diversidad y la recuperación de las especies.

Acui Esp (3)

Desde esta perspectiva, la Acuicultura de España se presenta como la forma más eficaz y sostenible de asegurar que las proteínas de origen animal más eficientes estén disponibles para alimentar a un mundo con una población en aumento. De hecho, la Acuicultura se plantea como el método de cultivo de especies acuáticas animales y vegetales del futuro como ayuda a que la presión sobre la pesca extractiva se reduzca.

Estrictos controles de calidad y seguridad alimentaria

El pescado criado en Acuicultura de España está sujeto a unas firmes restricciones y férreas legislaciones por parte de las administraciones estatales y autonómicas. Es sometido a estrictos controles de calidad y seguridad alimentaria. En las granjas acuícolas españolas se controla todo el proceso de crianza de las especies: desde el pienso que comen hasta la calidad del agua. Así, se cumple una trazabilidad total.

El desarrollo de los animales se realiza en aguas limpias y con fuerte renovación, ya sea por el oleaje en el mar o por las corrientes de los ríos. E, igualmente, estos alimentos son garantía de frescura, dado el mínimo tiempo que transcurre desde que salen del agua hasta que llegan al consumidor.

La Acuicultura es necesaria para complementar la pesca extractiva y proporcionar pescado de calidad sin dañar el planeta al evitar la sobreexplotación del medio marino y fluvial 

Hay que destacar que los piensos con el que se alimenta a las distintas especies están estudiados según las características y la edad de los peces en crianza y que en los últimos años se ha trabajado para mejorar su sostenibilidad, sustituyendo en gran medida la harina y el aceite de pescado, procedentes de pesquerías extractivas, por materias primas alternativas, tanto terrestres como acuáticas. Esto mantiene la calidad nutricional del pescado y sus características saludables. Igualmente, se ha promovido la utilización de harinas y aceites de pescado procedentes de los descartes pesqueros o de productos de reutilización de fábricas de conservas en aras de la economía circular.

Acui Esp (5)

Para los productos de la pesca y de la Acuicultura no envasados, la información al consumidor en el punto de venta final obligatoria puede facilitarse en el hielo junto al pescado. Esta información, que se suele transmitir a través de una etiqueta o expuesta en una tablilla, permite informar adecuadamente al consumidor en el momento de compra. Hay toda una normativa nacional para el etiquetado e información al consumidor de los productos de la pesca y acuicultura vendidos en fresco.

España es líder en la UE con un 23% del total de la cosecha

La Acuicultura desempeña un papel muy significativo en el desarrollo socioeconómico de zonas costeras y fluviales, conservando el tejido social y fijando la población rural de esas zonas. En su distribución mundial, este sector es también una fuente importante de recursos en muchos países en desarrollo. Con 8.000 km de costa, 9 grandes ríos, numerosos lagos y una orografía y clima diversos, España es un lugar extraordinario para el desarrollo de esta actividad de forma sostenible y de calidad. Así, nuestro país cuenta con la mayor cosecha de acuicultura de la Unión Europea, con un 23% del total, con un total de 501 millones de euros en primera venta en 2019.

A lo largo de todo el territorio español se cultivan especies animales y vegetales ricas en valores nutricionales e imprescindibles en nuestra gastronomía y cultura. Hay que destacar que una de las principales características de la Acuicultura de España es la gran variedad de especies y de sistemas de cultivo empleados. Dorada, lubina, corvina, rodaballo, anguila, seriola, lenguado, atún rojo, trucha arcoíris, esturión y fitoplancton son las principales dentro de la producción acuícola nacional. De esta forma, en 2019 se alcanzaron las 350.000 toneladas mediante este sistema productivo distribuidas, principalmente, entre: mejillón (261.500 t), lubina (27.300 t), trucha arcoíris (18.955 t), dorada (13.500 t) y rodaballo (8.258 t).

Por regiones la producción está concentrada en cinco áreas: Continental, de producción de trucha; Área Noroeste, para la producción de mejillón, almeja y rodaballo, con Galicia como principal región productiva; Mediterránea, para las producciones de dorada, lubina y corvina, dentro de las comunidades Valenciana, Murcia y Andalucía; Sur Atlántica, fundamentalmente Cádiz y Huelva para la producción de dorada y lubina en zonas intermareales (esteros); y Canarias, para la producción de dorada y lubina.

Acui Esp (4)

En Europa se estima que el número de personas directamente empleadas en la Acuicultura es de aproximadamente 85.000. En España dependen de ella unos 18.000 puestos directos, vinculados a las granjas de producción, y 40.000 son indirectos. Estos trabajos se reparten entre un total de 5.075 establecimientos acuícolas, de los cuales 282 son granjas de cría de pescado y el resto (4.793) unidades de producción de moluscos.

Pero el sector no solo se compone de empresas de producción y comercialización. Las granjas de crianza del pescado están acompañadas por todo un conjunto de empresas suministradoras de productos y servicios que conforman la cadena de valor del sector. Una cadena integrada por empresas fabricantes de alimento para los peces, de ingeniería para el diseño y construcción de las granjas, navales para la construcción de barcos y viveros flotantes, laboratorios veterinarios para el desarrollo de vacunas, empresas de IT y gabinetes de servicios empresariales. Pero también depende del sector una amplia red de centros de I+D y universidades, cuyo potencial de investigación es un referente dentro de la Unión Europea. Todos estos actores conforman un sector acuícola español altamente competitivo y que lo caracteriza como uno de los más innovadores a nivel europeo y mundial.

El sector español en su conjunto es líder en numerosas áreas tecnológicas y productivas y desde los años 80, ha estado involucrado en procesos clave que han permitido el cultivo sostenible de especies ahora habituales en el mercado como el rodaballo, dorada o corvina y, más recientemente, el lenguado y la seriola.

La trazabilidad, en el caso de los productos acuícolas, permite reconstruir el recorrido de un pescado a través de las etapas de producción, procesado y distribución; en todas las fases de la cadena comercial, que van desde el agua hasta la mesa

Hay que tener en cuenta que el 5,5% de la acuicultura española se realiza en aguas continentales, mientras la producción restante (94%) se produce en aguas marinas o salobres. Y, frente a otros modelos de acuicultura centrados casi exclusivamente en una especie, como el caso del salmón de Noruega o del langostino en Ecuador, el sector español es uno de los que presenta una mayor diversidad en el mundo.

Sostenibilidad garantizada

La sostenibilidad de la acuicultura española viene garantizada por el factor de proximidad y por que se trata de una actividad que puede incluso realizarse en zonas de Red Natura 2000 (Red de Espacios Protegidos más importante de Europa) por su bajo impacto. Además, es una actividad que mantiene zonas naturales en su estado óptimo, posibilitando la persistencia de especies animales (principalmente aves) y plantas autóctonas. Incluso aumenta la biodiversidad de la zona, al mejorar la salud del ecosistema en el que se encuentra.

Antes de poner en marcha una granja acuícola se realizan una serie de acciones para asegurar el mínimo impacto ambiental y únicamente se instala cuando el resultado es satisfactorio para el medioambiente. La granja acuícola se diseña teniendo en todo momento presente el propio entorno natural para adaptarse a él.

Instalaciones Acui (1)

La Acuicultura no extrae los peces del medio, sino que los aporta a través de procedimientos productivos propios. Según Global Salmon Initiative (GSI), para producir 100 g de proteína comestible, en el caso de extraerlo de pescado de acuicultura se necesitan 37 m2 de tierra agrícola. Para conseguir esa misma cantidad de proteína extraída de carne de res, se necesitan hasta 102 m2. 

Una compra responsable puede suponer una diferencia en la huella de carbono. La Acuicultura juega un papel clave en los procesos relacionados con la lucha frente al Cambio Climático y en los mecanismos de adaptación y mitigación relacionados con ese cambio. La mejora en el uso de los recursos acuáticos fluviales o marinos, y también terrestres, mediante el fomento de producciones acuícolas cada vez más sostenibles reducirá la presión sobre los recursos actuales, asegurando a la vez un suministro de alimentos saludables y seguros a la población mundial. Sin embargo, como cualquier otra actividad humana, la acuicultura también genera su propia huella de carbono. Por este motivo, en la Acuicultura de España se preocupan por identificar las principales fuentes de emisión de gases (extracción de materias primas, consumo enérgico de las instalaciones, transporte, residuos generados, etc.).

Democratizar el consumo de pescado

Actualmente la Acuicultura es indispensable para ayudar a poner al alcance de más consumidores productos saludables, nutritivos, seguros, sanos, frescos, sabrosos y, además, cultivados de una manera responsable. Y aunque, seguramente, muchos consumidores no saben que la gran mayoría de los pescados que consumen provienen de esta actividad, si buscamos un futuro en el que quepan todas las personas, la cría de especies acuáticas para consumo humano, realizada con eficiencia y excelencia, es un progreso indispensable en la alimentación del futuro. De hecho, la Acuicultura ha demostrado ser más sostenible, integradora y responsable con las personas y el medio ambiente, tal como lo refrenda la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su Declaración de Shanghái.

Con este telón de fondo, APROMAR (Asociación Empresarial de Acuicultura de España) ha puesto en marcha el proyecto educacional Acuicultura de España. 

Bajo el concepto “Tú no me conoces” la asociación lanzaba un vídeo que ayuda a contextualizar al consumidor la importancia de cuidar del planeta y seguir una alimentación saludable y sostenible. La idea es “conseguir que la Acuicultura Española sea conocida y valorada por toda la sociedad española.

Acuicultura de España busca dar a conocer el sector creando un espacio para el diálogo sobre la alimentación sostenible del presente y el futuro. Pero también para crear un lugar de debate y adquirir como sector un compromiso de mejora continua. El proyecto también quiere compartir con la sociedad dónde se encuentra actualmente Acuicultura de España en materia de sostenibilidad y el camino que le queda por recorrer en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

LA REVOLUCIÓN AZUL

Los recursos naturales tienen un límite y con los años habrá que alimentar a una población mundial que superará los 9.700 millones en 2050. Esto provocará que lograr alimentarse de manera responsable y segura sea uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta la Humanidad. En este contexto, la Acuicultura se presenta como la nueva “Revolución Azul” que propiciará que los alimentos saludables sean más democráticos y sostenibles.

La Acuicultura tiene el potencial de ser parte de la solución a la escasez de comida en una sociedad que apueste por un acceso democrático al pescado, ya que estos cultivos son una actividad necesaria para complementar la pesca sostenible y proporcionar productos de calidad sin dañar el planeta, garantizando el suministro.

Mediante la Acuicultura se cultivan/crían en el agua animales y algas con técnicas encaminadas a hacer un uso más eficiente de los recursos naturales. Esto es, el cultivo respetuoso de mares, ríos y océanos para obtener alimentos de alta calidad y saludables, sin dañar nuestro entorno.

En España el sector tiene una larga trayectoria. El primer manual práctico en La Granja de San Ildefonso data de 1864 y actualmente nuestro país es uno de los más innovadores en este campo después de que, en los últimos años, se haya hecho un gran esfuerzo de investigación para ser cada vez más eficiente y sostenible. 


Más noticias

Joaquín González, director general 3 (2)
Distribución con Base Alimentaria
​La opinión del director general de Vegalsa-Eroski
Davidmartinezfontano
Distribución con Base Alimentaria
​La opinión del CEO de Makro España
Manel Romero (1)
Distribución con Base Alimentaria
La opinión del director general de Condis Supermercats
DirGral (1)
Distribución con Base Alimentaria
La opinión del director general de Grupo Covirán
Juan Luis Durich Dtor Gral Consum
Distribución con Base Alimentaria
La opinión del director general de Consum
Logística Pascual Fábrica de Aranda
Bebidas
La empresa ha reducido la deuda corporativa un 3% hasta los 120 millones de euros
Conil de la Frontera (Cádiz)
Distribución con Base Alimentaria
En las comunidades autónomas de Andalucía y Cataluña, en las provincias de Cádiz, Granada, Jaén y Barcelona
Lidl encuentra una segunda vida para sus excedentes de alimentación seca
Distribución con Base Alimentaria
Con un proyecto innovador dentro del sector, que se suma a otras medidas para reducir el desperdicio

Revista ARAL

NÚMERO 1680 // 2022
Ahora, acceso gratuito a la revista

Buscar en Revista ARAL

Empresas destacadas