Aral Digital.- La Asociación Española de Elaboradores de Platos Preparados Refrigerados (AEPR) ya representa el 75% del volumen de negocio total de este sector de la industria alimentaria, tras la reciente incorporación a la misma de Bodedebó, Campofrío, Conservas Ortiz y Espuña. ”.

Para el presidente de dicha Asociación Española, Fernando Fernández Soriano, estas empresas vienen a reforzar la presencia de la AEPR en el mercado, que mantiene, así, un mayor dinamismo, y mueve anualmente más de 650 millones de euros, empleando a unas 18.000 personas”. ”.

Los platos preparados refrigerados mantienen un fuerte dinamismo dentro de la industria alimentaria, gracias a los cambios en el estilo de vida de las familias españolas. Como parte de estos nuevos hábitos, el consumidor busca calidad en la materia prima y facilidad y rapidez en la preparación, que se ha materializado en los platos refrigerados elaborados con el sabor de las recetas hechas en casa aportando una solución culinaria saludable”.

La rápida adaptación de la industria a las exigencias de los consumidores ha permitido el auge de esta nueva categoría de productos refrigerados (como parte de los platos preparados), aportando las premisas más valoradas por el consumidor; la calidad y la innovación. Este tipo de alimentos es, por tanto, una de las implantaciones más revolucionarias en los lineales de la Gran Distribución.