ARAL Digital.- El grupo Agrolimen, propiedad de la familia Carulla, ha alcanzado un acuerdo para hacerse con el control exclusivo de Preparados Alimenticios (Pasa), sociedad cabecera de Gallina Blanca que actualmente controla de forma conjunta con el grupo Findim.

La compañía ha comunicado la operación a la Comisión Nacional de Competencia (CNC), que tiene un plazo de un mes para autorizar la operación en primera fase o, en caso contrario, dispone de dos meses para elaborar un informe.

La asociación de Agrolimen con Findim se remonta a diciembre de 2006, cuando el grupo catalán compró el fabricante de pasta italiano Star a Findim. Esta operación supuso la entrada de Findim Investments, sociedad suiza perteneciente a la familia Fossati, en el accionariado de Pasa, al 50% con Agrolimen.