Aral Digital.- Aguas de Mondariz ha puesto en marcha un proceso de renovación de su imagen con el lanzamiento al mercado de una nueva gama de botellas de vidrio. Este proceso de renovación conlleva una invesión de cerca de 5 millones de euros y los nuevos envases son fruto del trabajo de I D i realizado por la compañía durante los últimos dos años.

Aguas de Mondariz inició la pasada semana la distribución de los nuevos envases a sus clientes, dentro de un proyecto que supondrá la salida al mercado de 10 millones de botellas. Según la propia compañía, “se trata de envases más eficientes, ya que el formato de 750 ml, al presentarse en cajas de 18 unidades especialmente creadas y patentadas por Aguas de Mondariz, permite optimizar el espacio ocupado para su almacenamiento hasta en un 75%”. Asimismo, la posibilidad de transportar más litros en cada reparto permite recortar en un 39% los costes de reparto y subdistribución y reducir las emisiones de CO2.

Estas nuevas botellas son redondas y más estilizadas y recuperan los rasgos modernistas del siglo XIX, como las grecas y los relieves con una leyenda sobre el collarín de la botella que recuerda el origen de esta empresa centenaria: “Mondariz desde 1873”. Además, se unifica el tapón de rosca de todos los envases. La compañía apuesta por dos nuevos formatos de vidrio: la botella de 750 ml para el consumo en mesa y la de de 330 ml para el consumo individual. Además, opta por el vidrio transparente para las botellas de agua sin gas y el color verde esmeralda para las de agua con gas.