AMDPress.- Allied Domecq ha presentado el resultado del ejercicio fiscal 2003-2004 (cerrado el 31 de agosto) con una facturación neta de 2.385 millones de libras (1.896 millones de euros) en su división principal, la de vinos y bebidas espirituosas, lo que supone el mantenimiento de las cifras de negocio registradas por estas actividades en el ejercicio precedente.

Aunque la cifra de negocio se ha mantenido estable, el beneficio opertativo de todas las actividades consolidadas del grupo ascendió un 3% y se situó en 657 millones de libras (522 millones de euros). Desde la compañía destacan el crecimiento en sus divisiones de Bebidas Espirituosas, Vinos Premium y Restaurantes de Comida Rápida.

Respecto a la evolución de la compañía británica en España, Allied Domecq resistró durante este ejercicio un crecimiento del 8% en volumen y del 12% en facturación neta. El grupo de bebidas espirituosas atribuye estos incrementos a la recuperación de los volúmenes tras el proceso de reducción de stocks de los distribuidores que se produjo en el año anterior. También destacan la evolución de marcas como Ballantine's y Beefeter, con crecimientos del 12 y del 20% respectivamente en sus ventas netas, en un contexto difícil para los mercados del whisky y de la ginebra.

El consejero delegado de Allied Domecq PLC, Philip Bowman, ha calificado este año de excelente y ha señalado que su empresa ha experimetado una transformación exitosa para conseguir un negocio enfocado en sus marcas, sus consumidores y la creación de valor.