La concienciación ciudadana sobre el consumo de frutas y verduras es cada vez mayor, lo que se suma al incremento de la frecuencia del gasto de los españoles en productos frescos y de alta calidad. En este contexto, Ambrosia se encuentra en el epicentro de su campaña en España y los mercados mayoristas continúan con la comercialización de las manzanas de la marca, que este año ha reforzado su presencia en puntos clave de nuestro país y comunica directamente al consumidor final.

Ambrosia ha realizado promociones físicas en los gimnasios DIR de Barcelona, así como concursos a través de sus redes sociales con el apoyo de influencers, en los que se ha sorteado una cena para dos y un pack aventura Wonderbox. Por otro lado, podemos ver a Ambrosia en las estaciones de metro de Barcelona y Madrid.

Tanto mayoristas como fruteros, que ya conocían la campaña de la temporada anterior, son prescriptores de Ambrosia y con ella ofrecen a sus consumidores un producto "dulce, crujiente y delicioso", explican desde la firma.

En estas fechas tan señaladas, Ambrosia se convierte en un "producto ideal para incluir en los platos navideños, gracias a su aroma y sabor", apuntan fuentes de Ambrosia.

"Siguiendo con el claim de esta campaña, Ambrosia se posiciona con una imagen contundente. La calidad y excepcionalidad del fruto se representa de una manera divina; Ambrosia es un fruto de los dioses al alcance de los mortales", añaden.