AMDPress.- La Asociación Nacional de Extractores de Aceite de Orujo (ANEO) ha mostrado su satisfacción por la sentencia judicial que considera “nula” la alerta alimentaria que generó el Ministerio de Sanidad en el verano de 2001 tras la detección de alfabenzopireno en el aceite de orujo de oliva, así como “ilegal” la incautación del producto.

La asociación recordó que el precio actual del kilo de aceite de orujo de oliva está situado en 42 céntimos de euro, un 50% menos que antes de la crisis surgida cuando se detectó el benzopireno en esta grasa comestible; al tiempo que ha señalado que el sector ha perdido un 40% de la comercialización.

Por otra parte, el ministro de Agricultura y Pesca, Miguel Arias Cañete, aseguró durante la feria internacional de Pesca Seafood que el Gobierno recurrirá la sentencia que declara improcedente la retirada del aceite de orujo de oliva en el verano de 2001 y declara ilegal la actuación del Ministerio de Sanidad en dicho asunto, ya que “no es firme ni definitiva”.

Al no ser definitiva, “el Gobierno la recurrirá sin duda para justificar una acción administrativa que fue proporcionada”, según Arias, que añadió que “las abogacías del Estado irán a los Tribunales superiores y ya veremos lo que dicen”.

Insistió en que no aún tiene una opinión definitiva sobre la sentencia, si bien remarcó que el Ministerio de Sanidad decidió retirar el aceite de orujo en el verano de 2001 “basándose en el principio de precaución para garantizar la salud de los españoles”.