AMDPress.- El presidente de Borges, Antoni Pont, de 68 años, ha anunciado que abandonará próximamente sus responsabilidades ejecutivas al frente de la compañía. Este paso supone la culminación de la profesionalización de la empresa familiar catalana, iniciado con el fichaje de Jaume Llopis como consejero delegado en 1997 y con la apertura del consejo de administración a miembros ajenos a la familia.