Aral Digital.- Aperitivos y Extrusionados (APEX) ha adquirido la empresa familiar Papas Vicente Vidal, gracias a una ampliación de capital ligeramente superior a los cuatro millones de euros, unida a la obtención de financiación a largo plazo en la que han intervenido seis entidades financieras.

Papas Vicente Vidal, creada hace más de 80 años en Benifaió (Valencia), fabrica y comercializa patatas fritas y distribuye el 90% de su producción en grandes superficies. La operación representa “un salto cuantitativo” de Apex en el sector de aperitivos, ya que permitirá duplicar su facturación en este año 2011, indican desde la empresa con sede en Ribaforada (Navarra). “También amplia y complementa claramente los canales de distribución que se verán atendidos por las dos plantas de producción en Navarra y Valencia”.

Se trata de dos empresas muy similares en empleo (un centenar de trabajadores) y facturación (en torno a los 14 millones de euros) que se complementan “perfectamente” y ofrecerán al mercado una “completa gama de productos de aperitivos -fritos, horneados y patatas fritas- y frutos secos en todos los canales -impulso y grandes superficies-”.

APEX, que fabrica y comercializa sus productos con las marcas Aspil y Ábrego, ha registrado -en los tres últimos años- incrementos de facturación por encima del 20%. Su mayor penetración se registra en el canal impulso, donde esta empresa navarra distribuye el 70% de su producción. Completa su organización comercial también en los mercados de Horeca y Gran Distribución. En el plan estratégico de APEX, diseñado hace poco más de tres años, ya se contemplaban diferentes ampliaciones de capital para abordar adquisiciones de empresas, siempre del sector de alimentación.