AMDPress.- Grupo Alimentario Argal ha obtenido una facturación de 137 millones de euros en 2005, lo que supone un incremento del 8% respecto al ejercicio 2004. El grupo cárnico sigue consolidándose desde 2001, año en el que facturó 86 millones de euros y se llevó a cabo el proceso de Management Buy Out (MBO) de la compañía.

Durante 2005, Argal ha invertido 16 millones de euros con el objetivo de innovar y mejorar sus productos. En dicho ejercicio, ha puesto en marcha la nueva fábrica de elaboración de ibéricos de Fregenal de la Sierra (Badajoz). Sus instalaciones ocupan una superficie total construida de 10.000 m2 y albergan salas de despiece, secaderos de jamones y líneas de fabricación de embutidos.

Esta fábrica incorpora la última tecnología para mejorar la curación y el secado, respetando el proceso tradicional. Además, los medios de producción e identificación de los jamones permiten seguir la trazabilidad desde el origen de la crianza para cada pieza. De esta forma, en los productos ibéricos, que se comercializan bajo la marca Estirpe Negra, Argal ejerce una gestión integral, interviniendo y diseñando desde la genética hasta la nutrición de los animales y los sistemas de crianza.

Por otra parte, desde 2002, el grupo está dedicando un alto porcentaje de sus beneficios a mejorar las infraestructuras de las fábricas de Miralcamp y Lumbier y a las nuevas líneas de loncheados, creando una nueva subplanta en la factoría de Miralcamp para los productos loncheados. En este segmento emergente, Argal lanzó al mercado en 2005, dentro de su Gama de Charcutería al Plato, el jamón serrano Finas, Finas, con un loncheado más fino, y que se suma a otras variedades de la gama, como el Chorizo Regio, Salchichón Regio, Chorizo Pamplona, Longaniza de Pueblo, Lomo Embuchado y Jamón Gran Reserva.

En el actual ejercicio, la compañía ha lanzado el producto de paté ibérico Estirpe Negra de tres variedades (gran paté, roquefort y armagnac) y ha presentado la nueva imagen de Charcutería al Plato, la cual se amplía con un plato de surtido de diversos embutidos. Asimismo, llevará a cabo lanzamientos de nuevas variedades de producto de libre servicio. El objetivo, según la compañía, es “mantener el crecimiento que el grupo ha conseguido durante los últimos años, invirtiendo continuamente en mejorar la producción de sus plantas y en nuevos productos, ganando espacio en el mercado, tal como se ha venido haciendo en los últimos ejercicios”.

Grupo Alimentario Argal, una de las principales empresas cárnicas nacionales, con actividades centradas en el área de la alta charcutería, cuenta actualmente con fábricas en Miralcamp (Lérida), Lumbier (Navarra) y Fregenal de la Sierra (Badajoz), así como con una amplia estructura logística y comercial. Sus fábricas están equipadas con los más modernos sistemas tecnológicos para la preparación de derivados cárnicos y están certificadas, entre otros organismos, por AENOR (según la norma ISO 9001:2000).