Arla Foods, tras la implantación de la Granja Arla (Arla Gården) entre sus cooperativistas, para alcanzar los ambiciosos objetivos de calidad y medioambientales de la firma, reafirma su compromiso con ambos en su etapa de mayor crecimiento. El objetivo a medio plazo de Arla en estrategia climática es la reducción del consumo total de CO2 en un 25% entre 2005 y 2020 (tomando como base 2005) gracias a la inversión en tecnología con la finalidad de optimizar la producción y detectar posibilidades de mejora en la eficiencia de procesos.

Al cierre de 2013, Arla tiene previsto haber ahorrado en sus plantas de producción el equivalente al consumo eléctrico de 8.200 hogares. A esto se suman diversos proyectos específicos; uno de los últimos puestos en marcha ha sido una mejora en el transporte que hará que la flota de la firma reduzca sus emisiones anuales en 945 millones de toneladas de CO2 y el consumo de combustible en 350.000 litros.