Aral Digital.- La cooperativa láctea Arla Foods ha anunciado su intención de vender las instalaciones de producción de queso mozzarella que posee en la ciudad de Gościno (Polonia). Esta decisión se enmarca en su plan de centralizar la producción de esta variedad de queso en su fábrica de Rødkærsbro (Dinamarca) para sus mercados europeos.

En concreto, el gigante escandinavo ha adoptado esta medida para que la producción de mozzarella sea “más eficiente para los granjeros y consumidores”. Así, Arla se encuentra en negociaciones “con un potencial comprador” (del que no ha trascendido su nombre) de sus activos en Polonia con el que ha firmado un preacuerdo de venta que se haría efectivo a finales de 2011. Esta transacción no afectará a las ventas de la compañía en el mercado polaco, tal y como ha aclarado Hans Christensen, responsable de Arla en los Mercados Emergentes y Norteamérica.

“Los planes de venta de la central lechera de Gościno -que emplea a 100 trabajadores- no modifica nuestras aspiraciones en el mercado polaco. Consideramos a Polonia un mercado estratégico en claro crecimiento y estamos plenamente dedicados a mantener el actual nivel ascendente de nuestro negocio en este país, que se ha duplicado en los últimos dos años gracias a productos como la mantequilla 'Lurpak', la crema de queso 'Buko' y el queso amarillo”, asegura Hans Christensen.

“La venta de esta planta tiene sentido. Nuestra prioridad en Polonia es ofrecer a los consumidores polacos una mantequilla y unos quesos de alta calidad, así como continuar buscando nuevas relaciones de negocio con socios, oportunidades de joint-ventures y adquisiciones que apoyen nuestro desarrollo de la categoría”, concluye Christensen.