AMDPress.- En una reunión mantenida con el subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Marino Díaz, el secretario general de la delegación machega de ASAJA, José María Fresneda, ha denunciado ciertas irregularidades en el etiquetado de las botellas de aceite de girasol, que según él, no cumple la normativa vigente. En este sentido, la asociación agraria demanda medidas de control que aseguren el cumplimiento del reglamento.

Según le transmitió Fresneda a Díaz, en las etiquetas de aceite de girasol no figura el lugar de origen o procedencia del producto, lo cual vulnera el Real Decreto 1334/1999 de 31 de julio sobre normas generales de etiquetado y "puede inducir a error al consumidor".

ASAJA de Castilla-La Mancha destaca que buena parte de la semilla de girasol procede de otros países y que este dato no se incluye en la etiqueta, lo cual supone un "perjuicio" y puede generar "confusión" en los consumidores. Para solucionar este asunto, la asociación ha propuesto al Gobierno central establecer un calendario de importaciones de semilla de girasol que no coincida con la campaña de recogida, así como otras medidas, como la intensificación del control de las importaciones de terceros países.

Por su parte, el subsecretario de la Presidencia se ha comprometido a investigar cuáles son las causas por las que este sector incumple la normativa vigente sobre etiquetado.