ARAL Digital.- La Asociación Española de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), a través de su Comisión Técnica y teniendo en cuenta los conocimientos y la experiencia de los expertos que la componen, ha preparado un “Manual de Calidad” que compila las características, procesos y procedimientos necesarios para orientar a las empresas asociadas en su compromiso adquirido con la seguridad y calidad alimentaria. Se trata de una iniciativa voluntaria de esta industria, con el objetivo de ayudar a las empresas asociadas a alcanzar la excelencia y superar, con medidas aún más exigentes, el mero cumplimiento de la actual normativa, la cual necesita de la correspondiente revisión y actualización.

Teniendo en cuenta que la legislación nacional aplicable a los productos elaborados por las compañías asociadas a Asemac data de los años 80 y que actualmente existen en el mercado nuevos productos que no responden a la catalogación contemplada por esta normativa, este “Manual de Calidad” pretende dotar a los operadores de esta industria de un instrumento que defina el amplio espectro actual de productos de panadería, bollería y pastelería y que fije las condiciones y características que éstos deben cumplir para su presentación, comercialización y consumo en el mercado, adaptándose a los nuevos tiempos.

Asemac no establece diferenciaciones en su Manual entre el denominado pan común y el pan especial, intentando no penalizar a panes con características nutricionales específicas u orientados a colectivos con requerimientos especiales y que no gozan en la actualidad del gravamen super-reducido de IVA. Para Asemac, esta distinción supone un agravio comparativo desde el punto de vista de la fiscalidad y el objetivo de la Asociación es que todo el pan tribute al 4%, ya que es un producto de primera necesidad.