Aral Digital.- Grupo Campofrío ha vendido al grupo finlandés Atria su filial rusa Campomos, tras alcanzar un acuerdo de venta por el que la empresa escandinava adquiere el 100% de las acciones de Campomos por, aproximadamente, 75 millones de euros de Enterprise Value.

La operación responde a la estrategia de Campofrío de convertirse en la primera o segunda compañía de los mercados en los que tiene presencia, tal y como sucede en el resto de países en los que el Grupo tiene fábricas, como en Rumanía, Portugal y España.

Campomos, actualmente, es la quinta empresa del sector por cuota de mercado en Rusia y sus ventas representan un 8% de la facturación consolidada del Grupo. Fundada en 1990 como consecuencia de una joint venture al 50% con un socio local y de la que desde 2005 Campofrío controla el 100% de su accionariado, Campomos opera principalmente en el área de Moscú con diferentes productos elaborados, salchichas, patés y pizzas, entre otros.

La venta de Campomos permitirá a Campofrío dedicar todos sus recursos y esfuerzos a desarrollar su nuevo proyecto derivado de la fusión con Groupe Smithfield. La nueva Campofrío contará con una plantilla de más de 11.800 empleados y una consolidada posición en España, Francia, Bélgica, Portugal y Holanda (mercados todos ellos en los que la compañía es número 1); así como en Rumanía, Alemania, Reino Unido e Italia (donde tiene una presencia relevante).

La venta de Campomos representa una gran oportunidad para esta filial, ya que Atria fue en 2007 la primera empresa de elaborados cárnicos en facturación en Finlandia y es, paralelamente, una de las principales compañías del sector cárnico en Rusia, en los países nórdicos y en los países del Báltico.

Con esta adquisición, la compañía finlandesa obtendrá una presencia significativa en el segmento de la distribución moderna en la región de Moscú y reforzará su posición en San Petersburgo.