Aral Digital.- La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha estimado una reclamación presentada por el grupo Granini contra la campaña de publicidad comparativa difundida en prensa por la marca Don Simón, propiedad del grupo J. García Carrión, tal y como ha informado el grupo Eckes-Granini.

Según la compañía, Autocontrol ha constatado que las afirmaciones recogidas en el anuncio “inducen al engaño y a la confusión” del consumidor y ha instado a J. García Carrión a modificar la campaña publicitaria “de inmediato”.

El jurado considera además “denigratoria” la expresión '¿Dónde están los naranjos de Granini?' incluida en la campaña comparativa, al entender que incide en un “descrédito innecesario” del competidor.

”García Carrión no se limita a una comparación objetiva entre el origen de las naranjas y el procedimiento de elaboración de sus zumos, sino que suscita una duda en el consumidor acerca de la calidad y composición de los productos competidores”, recoge la resolución, que remarca que se trata de una “denigración innecesaria y, por ende, ilícita” hacia la compañía competidora.

El director general de Eckes-Granini, José Martí, lamentó que Don Simón “centre sus esfuerzos en intentar desacreditar a sus competidores enviando mensajes confusos y engañosos a los consumidores, que merecen tener toda la información”.