Según el INE, en diciembre de 2020 sólo nacieron 23.226 niños, el mínimo en un mes desde que comenzó la serie en 1941. España ya había registrado en los últimos años una clara tendencia a la baja, pero, las consecuencias derivadas de la Covid-19 han determinado este descenso. Así, los descensos más acusados de natalidad se han visto en zonas como Cantabria (-27,9%), Principado de Asturias (-24,7%) y Comunidad Valenciana (-24,5%), además de en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Ante este “baby crack”, Babybel presenta su nueva campaña “Babybelboom” para dar la bienvenida a todos los bebés recién nacidos o a punto de hacerlo.

Babybel quiere celebrar la llegada de los nuevos miembros de la familia con la creación de unos bodis personalizables con los nombres de los bebés. Una iniciativa con un fin solidario detrás, ya que la marca se ha unido a Cáritas Madrid para apoyar el proyecto “El Hogar Santa Bárbara”. Así, Babybel donará íntegramente los beneficios obtenidos de cada uno de los bodis que se personalicen al proyecto con el fin de ayudar a que estas madres y bebés en situación de vulnerabilidad tengan una oportunidad.

Para unirse al movimiento #babybelboom y adquirir uno de los bodis, basta con acceder a la página web www.babybelboom.es y rellenar un formulario para personalizarlo. Además, por cada foto que se suba de los bebés con sus bodis en Instagram se donarán 5 euros extra por foto. Todos los beneficios obtenidos irán destinados íntegramente al apoyo de la entidad.

“En estos tiempos que corren, cada nacimiento es un pequeño “boom” para muchas familias. Con esta campaña no sólo queremos celebrar la llegada de estos bebés, sino también animar a la gente a que se una al movimiento Babybelboom para contribuir con una iniciativa tan bonita como la de Cáritas Madrid. Este tipo de acciones nos ayuda a reforzar nuestro propósito como marca y nuestro compromiso con la sociedad”, señala Lara Borrajo, directora de Marketing de Bel.

Babybel forma parte del Grupo Bel. Mini Babybel, su producto icónico, fue lanzado en Francia en 1977 y llegó a España doce años después, en 1982. Es la sexta marca de queso en el mundo, según dato de ventas anuales, y actualmente se ofrece en 76 países.