AMDPress.-El grupo navarro Barón de Ley construirá dos nuevas bodegas en La Rioja, una en la localidad de Cenicero con un presupuesto que rondará los 6 millones de euros (1.000 millones de pesetas) y otra en las inmediaciones de Logroño, que se destinará a la elaboración de vinos de la tierra.

La primera, en Cenicero, uno de los enclaves vinícolas más importantes de la denominación de origen, llevará aparejada la propiedad de 100 hectárea de viñedo que rodearán el propio centro de elaboración. Esta bodega, cuyas obras está previsto comiencen a principios del año próximo, se denominará Museum y entrará en pleno funcionamiento a finales de 2003, según las previsiones de la firma.

El segundo proyecto del grupo navarro, que presenta los mismos plazos de construcción y un presupuesto similar al primero, se destinará a la elaboración de caldos de alta calidad, una producción que irá dirigida principalmente al mercado exterior.

Ambas iniciativas se desarrollarán inmediatamente después de que finalice la construcción de la nueva bodega de Cigales (Valladolid) en la que el grupo está inmersa, y cuyas previsiones pasan por que este acabada a finales de este año.

La empresa, con sede en Mendavia (Navarra), registró un beneficio neto en el primer semestre del presente ejercicio de 7,64 millones de euros (1.271 millones de pesetas), un 1,9% más que en el mismo periodo de 2000, a pesar de que el resultado de la matriz cayó un 26,5%.

Las ventas consolidadas en estos seis primeros meses del año ascendieron a 26,04 millones de euros (4.392,6 millones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 5% respecto al mismo periodo de 2000, según ha informado la firma vinícola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Barón de Ley ha afirmado además que alcanzará sus objetivos en cuanto a ventas y resultados para este año, que pasan por registrar una facturación de 55,89 millones de euros y un beneficio bruto de 16,83 millones.