AMDPress.- El grupo vitivinícola Barón de Ley obtuvo un resultado consolidado de 19,94 millones de euros durante el pasado año, un 17,6% más que en 2001, según los datos facilitados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De igual forma, la cifra de negocios alcanzó los 64,43 millones de euros, un 11,8% más.

El resultado bruto de explotación creció un 15%, hasta los 27,71 millones de euros, lo que significa el 43% de la facturación. El flujo de caja generado fue de 26,9 millones de euros, lo que ha permitido a la firma realizar inversiones de inmovilizado material por valor de 14,3 millones de euros y reducir la deuda con entidades de crédito en un 14%.

Por productos, la facturación procedió en un 93% de las ventas de crianzas y reservas; mientras que por mercados, las exportaciones crecieron un 6% hasta representar el 28% de la cifra de negocio (18 millones de euros), con un especial protagonismo para los países de la Unión Europa, en los que se comercializó vino por valor de 16,6 millones de euros. En cuanto a las citadas inversiones de inmovilizado material, la mayor parte (7,37 millones de euros) correspondieron a maquinaria y construcciones; mientras que 3,70 millones fueron destinados a barricas y durmientes; y 2,79 a terrenos y plantaciones.